(+34) 976 105 036
0

Línea Crop Health

29/04/2021
Línea Crop Health

Nos encontramos en un momento de la campaña agrícola en que, debido a las condiciones climáticas y ambientales, se dan las variables necesarias para el desarrollo de plagas y enfermedades en nuestros cultivos.

Las restricciones de los mercados europeos en el uso de productos fitosanitarios nos llevan a buscar soluciones cada vez más naturales e integradas en el manejo de los cultivos, para protegernos de estos problemas.

Por este motivo, el reto actual es fomentar la salud de las plantas mediante programas nutricionales especializados, bajo el principio de que una planta sana, con un equilibrio nutricional adecuado, será siempre menos susceptible de ser atacada por una plaga o enfermedad.

El objetivo es estimular a la planta para que sea capaz de detonar sus mecanismos de defensa, generando así condiciones específicas para evitar ser atacada. Estos mecanismos son de dos tipos, de defensa pasiva y de defensa activa.

  • Mecanismo de defensa pasiva: modifica la estructura de la planta contra plagas y enfermedades. Es una defensa física, que sirve de protección contra daños mecánicos. Ejemplos de ello son la formación de tricomas, las cutículas cerosas o la modificación de la estructura de la hoja (mayor relieve, tejidos más duros y gruesos, menor espacio intercelular).

  • Mecanismo de defensa activa: se caracteriza por la activación de diferentes procesos metabólicos que producen diferentes sustancias de defensa. Estas moléculas tendrán la función de impedir el avance de la infección a otras células sanas, incluso de inducir esta respuesta en el resto de la planta, aunque no haya sido atacada todavía. Este tipo de defensa va desde mecanismos de repelencia como producción de fitoalexinas, proteínas PR y terpenos, hasta modificaciones en el color de la planta, o en el sabor de la savia.

Todas estas posibles respuestas activas ante el ataque de un patógeno se denominan en su conjunto como Resistencia Sistémica Adquirida o SAR (Systemic Acquired Resistance). En función del tipo de patógeno que ataque a la planta, esta puede activar dos rutas metabólicas distintas. Una es la del Ácido Salicílico (AS), la otra la del Ácido Jasmónico (AJ).

Sabiendo todo lo anterior, Cosmocel propone como herramienta su nueva línea de productos “CROP HEALTH”, con la que promover este tipo de mecanismos de defensa.

La línea CROP HEALTH cuenta con estos 4 productos:

  • D-Fens GR: recomendado especialmente para reforzar la planta en momentos críticos donde las condiciones ambientales favorezcan la propagación de bacterias.

  • FGL Pro 350: recomendado especialmente para reforzar la planta en momentos críticos donde las condiciones ambientales favorezcan la propagación de enfermedades fúngicas.

  • MiteMine: recomendado especialmente para reforzar la planta en momentos críticos donde las condiciones ambientales favorezcan la propagación de ácaros.

  • IstOne: recomendado especialmente para reforzar la planta en momentos críticos donde las condiciones ambientales favorezcan la propagación de insectos.

Esta nueva línea, integrada en un programa nutricional adecuado, nos ayudará a mantener sanos nuestros cultivos, estar preparados y prevenir frente a este tipo de ataques.

Desde Cosmocel Ibérica nos ponemos a su disposición para informarle de cómo proteger su cultivo. Solicítenos información a través del teléfono que aparece en nuestra web o a través de la pestaña contacto.